logo

“La nalga, ocupa el 11% del volumen corporal en mujeres, un poco menos en hombres, pero como nunca las vemos de frente, solemos darles la espalda, por eso los demás observan nuestras nalgas, porque pueden verlas de frente.” (Filósofo usuluteco anónimo)

 

Desde hace tiempos, vengo con la idea, que surge de una preocupación atroz, de tratar de reivindicar, el papel de la nalga, (no confundir con el papel con que se limpia, eso será objeto de otro estudio …).

La preocupación atroz es que cada vez, veo más en uno o alguno de estos 50 000  programas de reality que contaminan la tele o suplementos de periódico, revistas, etc., mayor cantidad de loas a la nalga “trabajada”.

Una presentadora de TV, con coeficiente intelectual similar al de un periquito australiano, o al de un diputado, que son básicamente el mismo, pregunta:

-Pero en el caso de esta modelo ..esa nalga ha sido trabajada ?

-Si . responde el doctor invitado señalando la tanga de la señorita que modela- esta es una nalga muy bien elaborada, muy bien trabajada.  

Una nalga “trabajada” es obviamente, una por donde ha pasado el bisturí pegándole un pedazo de muslo para que crezca, o el colágeno, para que hinche, en fin para que destaque …

Pero es principal motivo de caos mental, darnos cuenta, que la nalga trabaja de hoy que roba portadas, en realidad es la misma nalga (esculpida, pintada, moldeada) que ha destacado a lo largo de toda la historia … o sea, esto no es nuevo.

La nalga en el arte.

Debemos recordar, que en épocas pre renacentistas, no se trabajaba bien la nalga, en los desnudos femeninos pitóricos solían ser bastante gruesas las modelos, y las nalgas, bastante gordas y lánguidas (por no decir fofas, que se oiría mal).  El mismo Miguel Ángel, se excedió en esto de no trabajar la nalga.

Que decir de Rubens, o del francés Vallotton ? Sus desnudos denotan que sus contemporáneas no tenían la más mínima idea de lo que era la gimnasia para fortalecimiento de glúteos. 

En el extremo opuesto, nos encontramos artistas como El Greco, que no solo no “trabajaron” la nalga, sino que hicieron lo contrario, figuras alargadas y esbeltas con nalgas estiradas … el colombiano Botero, se excedió en la magnificencia de la nalga en sus cuadros.

La nalga trabajada … trabaja ?

Pero dejemos el arte, pasemos al punto de que una nalga “trabaja” es obviamente, el opuesto de una nalga trabajadora, una nalga de las primeras, pasa sentada en un escritorio como nuestros funcionarios y funcionarias, que no las levantan más que a las 3 05 pm para salir huyendo de sus labores 25 minutos antes de la hora de salida … el resto del tiempo, es atender el Facebook y hablar por el “cel”, en cambio la nalga trabajadora, denota una firmeza natural producto del trabajo arduo de cada día … o sea que ningún ministro tiene de ésas.

Queda por definir … una nalga “trabajada” es “trabajosa”? Yo diría que sí, las nalgas trabajosas, son esas nalgas que no son esquivas, remilgadas, muy orgullosas de sí mismas, que se niegan al roce intencionado o a la caricia fácil. 

Es más de hecho, si una señorita ha hecho una gran inversión en una nalga trabajada, es un hecho que buscará recuperar su inversión, o sea … algún caballero entrado en años, con chequera bastante gorda, que al morir le herede … la chequera.

Una nalga trabajadora, podrá llegar a ser una nalga “trabajada” ?

No tengo repuesta a esa pregunta, y lo peor es que sé que no la voy a encontrar en mis libros de lógica aristotélica …

Así que ahí la dejamos …

 

Otros Posts

El bisturí mediático

bisturi jpg 20131219223926 14247 11

Lo mediático viaja en jet por encima de lo legal, lo legal viaja en trineo impulsado por perros viejos y cansados, el bisturí mediático cercena, investiga y dictamina culpables antes que las leyes lleguen a la primera posta.

El Shampoo de lo que va a venir

Pollos

El dato fue alarmante, lamentablemente cuando el Dr. Augusto Stownitz, en su laboratorio experimental de Richmond, Virginia, descubrió el número fatídico ya era bastante tarde ... Sin embargo, era cierto ...

Las paredes hablan

3cd0c6f6e71f283a83c37850e1bb7e50

Gran parte de la sabiduría popular, a mi juicio, y el de otros tantos lunáticos, está escrita en las paredes de los baños o servicios sanitarios públicos. Es un hecho, que es una demostración de lo poco que tenemos que hacer y el empleo del tiempo que requiere la deposición de heces en algo atentatorio contra la higiene general .

© Daniel Rucks 2018