logo

 

7f7ee3d59f1fbeec0a04e5bb05102153

Desde antes de que ella se fuera, Gastón ya sabia que iba a extrañarla pero no se imaginaba como ni cuanto…

Al dar ella el portazo y marcharse de su vida para siempre, Gastón trató de enderezar sus pasos a la cama, y engañar a la realidad …durmiendo.

Al día siguiente después de muy mal dormir esa noche, notó que los pies le sobraban fuera de la cama, colgaban.

“Se habrá encogido la cama o habré crecido yo? “– se preguntó intrigado.

 

Al ir a su habitación a la ducha, sintió que daba menos pasos que los habituales, y se extrañó de que si casi tuviera que agacharse para pasar por el dintel de la puerta.

En los días siguientes descubrió que para caminar dentro de su casa debía encoger el cuello, la mesa del comedor casi tocaba con las paredes y le daba a Gastón esa extraña impresión, de que en la cocina y en la sala, el techo estaba cada vez mas cerca de su cabeza.

Pasadas unas semanas se empequeñecieron las ventanas y los rayos de sol entraban a la casa con suma dificultad, las paredes de los pasillos se estrechaban entre si y para poder pasar de habitación a habitación Gastón tenía que hacerlo de perfil y agachado.

Desde antes de que ella se fuera, Gastón ya sabia que iba a extrañarla pero no se imaginaba como ni cuanto…

Al cabo de unos meses, Gastón transitaba por su casa gateando, el techo había bajado de tal manera y el piso había subido tanto que no le quedaban más que unos sesenta centímetros de altura entre ambos, era total oscuridad porque las ventanas habían desaparecido y los muebles yacían destrozados entre las paredes, que al estrecharse, los hicieron añicos … los muros ya casi se unían entre si…

Gastón trató de entender que era lo que pasaba, pero la velocidad del pensamiento era mucho más lenta que el ritmo de empequeñecimiento de su casa…

mantrappedinbox

Al cabo de un año Gastón quedó atrapado dentro de una caja que antes era su hogar y simplemente no pudo salir, apenas si entraba algo de aire a sus fatigados pulmones …

Le ganó la oscuridad y el silencio y la ausencia…

Entonces, fue hasta entonces, que Gastón se dio cuenta cuanto Iba a extrañarla… y como se volvió de pequeña su existencia ante la magnitud enorme …

... de la carencia de su razón para vivir…

Otros Posts

31M. El techo de las propias torpezas

Nuestra política salvadoreña es una eterna “caja de Pandora”, salta la liebre por cualquier lado, todos roban, algunos centavean y otros arrasan, algunos mantienen damas y otros mantienen vicios, unos mantienen  apariencias y otros mantienen cuentas en el extranjero, otros mantienen  la sumatoria de todas las anteriores 

Villancicos para Navidad 2016 y bien venir el 2017

67876876876

Recibimos con gran alborozo, la habitual contribución del Dr. Epanimondas Tétrico, profesor de lenguas, doctorado en Esperanto, quien por tercer año consecutivo nos manda su habitual tropicalización de los clásicos villancicos de final de año, adaptados a las circunstancias de nuestro país …en la misma época.

Indigestos: Una tragedia griega

iliada1

Mientras el profesor de marras nos restregaba la papeleta de examen de nuestro hijo con un hermoso 1.8 de calificación, o sea recontra reprobado, y con peligro de perder el año, me preguntaba … donde había volado el coeficiente intelectual de mi hijo en los últimos dos años ?

© Daniel Rucks 2017