logo

825x1050 10579 Greetings 2d fantasy girl woman elf portrait

Él era un hombre sencillo llamado Sebastián, si nos ponemos a revisar las estadísticas no pasaba de ser un número más … bah! como lo somos todos.

Vivía solo, en una casa pequeña, con su perro, que ostentaba un doctorado en filosofía (el perro, al igual que la gran mayoría de mis personajes, solos y con perros que tienen alguna cualidad fuera de lo común.)

Al levantarse cada día, su mirada en el espejo siempre era la misma, nadie llamaba por teléfono a no ser por equivocación.

-          Para tanta soledad me sobra el tiempo-solía recapacitar Sebastián, mientras miraba los rincones del inmenso silencio de su desolada existencia, nunca hubo familia, nunca existió una mujer... bah ! Si existió una hace muchos años, pero para qué preocuparse de eso ya…

Una noche de plenilunio, caminaba Sebastián con su perro, mientras discutían la lógica hegeliana, vieron una extraña luz en el cielo, que se balanceaba de lado a lado y de pronto en cuestión de segundos, se posó frente a ellos…

El perro de Sebastián de pronto enmudeció, y los del caminante solitario se llenaron de una extraña figura que descendió de esa luz y caminó hacia él…

Women In Security christapusateri

 

Era una mujer, quién sabe de donde venía y por qué se acercaba a él, pero lejos de sentir miedo, Sebastián se sumergió en una paz y una dicha largamente añorada y extendió su mano hacia la mujer extraña de mirada luminosa que a su vez le extendía la suya…

Y se sentaron en el parque, en la grama húmeda, el perro, Sebastián y aquella extraña aparición, y  hablaron, hablaron una noche completa, en un dialecto que el mismo Sebastián no entendía cual era, ni de donde lo había aprendido, pero habló con ella, mientras mantenía sus manos juntas y Sebastián imaginó que si aquello no era amor … debía parecerse mucho a lo que había leído al respecto…

Sopló viento radioactivo, y ella dijo “tengo frío”, Sebastián la tomó entre sus brazos, abrazó a aquella mujer de mirada luminosa como nunca antes había abrazado ni abrazaría jamás…

Ella se fue con el despunte del amanecer, Sebastián no supo que decir ni como despedirse, el perro balbuceó un “hasta luego”.

Desde entonces ambos esperan su regreso, cada noche, en el mismo lugar…

 

“Solo quiero saber dónde estas?

y si vas a volver, dónde estás?

Cuando por las noches te quiera soñar…

… hacia cual estrella debo de mirar?”

Otros Posts

Esas preguntas infantiles a la hora de dormir …

151106121930 preguntas 624x351 thinkstock nocredit

He preguntado, interrogado, pediatras, neonatólogos, docentes, pedagogos, como logran nuestros hijos, encontrar el momento oportuno de irnos a dormir (ya cansado después de horas de trabajo) para hacer la pregunta más difícil del día …

31M. El techo de las propias torpezas

Nuestra política salvadoreña es una eterna “caja de Pandora”, salta la liebre por cualquier lado, todos roban, algunos centavean y otros arrasan, algunos mantienen damas y otros mantienen vicios, unos mantienen  apariencias y otros mantienen cuentas en el extranjero, otros mantienen  la sumatoria de todas las anteriores 

Orinoco en la vía pública

El escandalete del futbolista de la selección alemana Kevin Grosskreutz, orinando en una columna del hotel donde se alojaba su equipo, el Borussia Dormund, después de perder la Copa Alemana, lo que casi le cuesta que lo saquen del combinado teutón, reaviva una vieja polémica.

© Daniel Rucks 2018